La disminución de la frecuencia cardiaca por debajo de las 60 pulsaciones por minuto cuando te  encuentras en reposo se denomina Bradicardia. Esta se origina debido a una mezcla de situaciones: el incremento de tono vagal y un elemento intrínseco del corazón que se encuentra relacionado con su tamaño. Cuando haces ejercicio, tu corazón se fortalece, adaptándose al entrenamiento. Uno de las señales del corazón de atleta es que el músculo miocárdico está más fortalecido y se hace más grande. Por este motivo, no tiene por qué dar tantos latidos cuando se hace el trabajo de entrenamiento.

(más…)

En ocasiones el secreto no está en cuantas veces corres, si no en cómo lo haces, y para lograr un buen runnnig, la técnica de carrera con la que lo haces es fundamental. (más…)

Encuarentenados y encerrados: no queda más que cambiar la rutina al aire libre y correr sin salir de casa. De cualquier manera, es mucho más seguro y puede ser más sano que correr en avenidas grandes donde existen automóviles que expulsan gases contaminantes. Sin embargo ¿qué hacemos si no tenemos tratadora? No es el fin del mundo. A continuación, te enseñaremos algunos consejos para que sigas corriendo pero sin salir de casa, y así te acostumbres a hacerlo en los días lluviosos o de malas condiciones del aire.

(más…)

Una investigación popularizada en el año 2018 eliminó un viejo mito del universo científico que relacionaba los ejercicios de alto impacto, como las maratones y carreras, a la disminución del sistema inmune de los corredores.

(más…)

Seguramente, siempre haz realizado calentamiento antes de correr, pero ¿lo estás realizando correctamente? Debes tener mucho cuidado con el tipo de calentamiento que llevas acabo, puesto que realizarlo de manera inadecuada te puede acarrear una lesión, tanto antes como mientras corres. Frente a esto, una de las mejores alternativas es el calentamiento dinámico.

(más…)

Tu cabeza corre tanto como tus piernas, por esto no debes olvidarte de esta importante zona clave para correr mejor y alcances tu máximo rendimiento.

(más…)

Los científicos han tenido un sobresaliente interés en conocer las  diversas propiedades que tiene el  café y sus efectos en el cerebro y el cuerpo humano. Actualmente, un grupo de investigadores de la Universidad de Granada, en España, descubrieron que tomar café antes de realizar ejercicio aeróbico posee un increíble efecto.

Los investigadores encontraron que tres miligramos de cafeína por kilogramo de peso corporal aumenta la tasa máxima de oxidación de grasas (MFO, una medida de la eficiencia con la que el cuerpo quema la grasa) en un promedio de 10,7 por ciento por la mañana y 29 por ciento por la tarde.

Los investigadores usaron a 15 voluntarios, los cuales recibieron una dosis de cafeína o de placebo en la mañana y en la tarde y después se midió su capacidad para la oxidación de grasas. Así también, se logró establecer que el uso de cafeína aumentó el consumo máximo de oxígeno, al igual que la intensidad del ejercicio.





«Los resultados de nuestro estudio mostraron que la ingestión aguda de cafeína 30 minutos antes de realizar una prueba de ejercicio aeróbico aumentó la oxidación máxima de grasas durante el ejercicio, independientemente de la hora del día», dice Amaro-Gahete, miembro del equipo investigador. 

«En general, estos resultados sugieren que una combinación de ingesta aguda de cafeína y ejercicio a intensidad moderada por la tarde proporciona el mejor escenario para las personas que buscan aumentar la oxidación de grasas de todo el cuerpo durante el ejercicio aeróbico«, concluyen los investigadores que publicaron sus resultados en la revista Journal of the International Society of Sports Nutrition.

El estudio realizó una muestra bastante pequeña de participantes, por lo que es relevante no llegar a una conclusión tan amplia, sin embargo los resultados son lo suficientemente claros como para sugerir que existe algún tipo de asociación.





También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K




En cualquier competencia que participemos y queramos correr más rápido, estaremos obligados a dar lo mejor de nosotros y estar preparados para sufrir por el esfuerzo que estamos haciendo.

Esta sensación de dolor es muy típica en las competencias, es una sensación de que “no podemos más” y por eso intentamos pegarnos a un grupo para seguir el ritmo, o buscamos técnicas para enfocarnos y no bajar el ritmo.

Para correr más rápido debes entrenar duro, pero también existen otras maneras de aportar a nuestro rendimiento.

(más…)

¿Sabías que los gemelos trabajan igual o más que tus cuádriceps al correr? Es hora de incluir estos músculos en tu rutina. (más…)

Un corredor, ya sea profesional o aficionado, lo es durante todo el día. Por este motivo, para que puedas alcanzar la excelencia en tu rendimiento al correr o bien para poder mejorar tus marcadores de salud es beneficioso que cuides cada detalle y es aquí donde cobra vital importancia el entrenamiento invisible.

(más…)