Todo runner tiene un estilo diferente de correr, ya sea a causa de su contexto físico o por de los cambios que va experimentando en su cuerpo a medida que va creciendo.

La forma de los pies, el largo de las piernas, el peso y el balance general del cuerpo especifica la forma en que corres, no obstante más allá de estas diversidades existe un elemento común para hacerlo de manera ideal y este se refiere a conocer muy bien las características de tu cuerpo.

 

El inconveniente es que, como lo señala Mike Antoniades, director de The Running School, centro enfocado en el análisis biomecánico, condicionamiento y rehabilitación de corredores, la mayoría de los correctores cometen errores que no conocen, ya que consideran que se trata de algo natural .

Mike dice: «Correr bien y correr rápido es una habilidad, no es algo con lo que se nace. Y, como cualquier habilidad se puede enseñar». Y pon ende, aprender.

Las Consecuencias

El entrenador, que creó una metodología con el fin de enseñar a correr perfecta y eficazmente, señala que los corredores que corren casualmente a menudo someten excesiva e innecesariamente a sus cuerpos, los cuales reaccionan con síntomas de agotamiento y dolor.

Entre los errores más comunes que se cometen al correr ese encuentran los siguientes:

  • Rebotar demasiado.
  • El alargar las zancadas
  • Aterrizaje muy fuerte sobre los pies
  • No usar suficientemente el tendón de la corva y no usar los brazos
  • Girar el diafragma del cuerpo de lado a lado mientras corres
  • Inclinación de la cabeza y el tronco superior hacia adelante

 

 

Lo que es primordial es optimizar tus movimientos biomecánicos enseñándole a tu cuerpo y a tu mente los patrones correctos. Esto lo conseguirás repitiendo una y otra vez la acción.

El objetivo es que este movimiento quede integrado en tus músculos y en tu cerebro con el fin de evitar inconvenientes físicos.

La técnica élite

Los especialistas recomiendan al corredor que realice contacto con el suelo con la bola del pie y con los dedos apuntando hacia adelante y no hacia abajo. Dicho contacto tiene que ser leve y ligero con la superficie y no debe permitir que el talón toque el suelo.

Con respecto a tu rodilla, esta tiene que encontrarse levemente flexionada al momento del contacto y tu pie debe aterrizar por debajo del centro de gravedad. Tu talón quedará detrás del cuerpo. El tendón de la corva y el glúteo adquieren un papel de importancia en este movimiento y por su parte el muslo se mueve hacia adelante con la acción de los flexores de la cadera, la pierna se extiende y el pie baja de nuevo, realizando contacto con el suelo.

Tus caderas y tu cintura tienen que mantenerse estables y sin demasiado movimiento lateral. Por su parte la espalda tiene que permanecer recta y relajada.

Los hombros también tienes que relajarlos y los brazos debes estar doblados en ángulo de 90 grados. El movimiento que te da el impulso tiene que venir de tus hombros, nunca de tus antebrazos.

Tus manos tienen que encontrarse con las palmas mirando hacia adentro, no hacia abajo.

Para terminar, tu cabeza tiene que encontrarse levantada con la vista hacia adelante.

El truco está en que no tienes que pensar mucho en el movimiento, más bien tiene que ser una acción automática del cuerpo.

Todos estos consejos te permitirán que analices tu técnica al correr, pero lo que recomendamos siempre es que escuches a entrenadores y especialistas, tan solo de esta forma reducirás notablemente el riesgo de lesiones y mejorarás el rendimiento y tu resistencia.

 

También te puede interesar ver:

 

TABLA PARA SABER CUAL ES TU PESO IDEAL COMO CORREDOR

TABLA DE TIEMPOS QUE DEBES HACER REPETICIONES EN ENTRENAMIENTOS PARA CORRER 5K, 10K, 21K Y 42K

LA CORRECTA MANERA DE CORRER

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K

LA CORRECTA TÉCNICA DE RESPIRAR

5 BENEFICIOS DE CORRER LENTO

 

 

Cuando corres, existe una parte de tus piernas que puedes tender a subestimar y pasar por alto y estos son los gemelos. Cuando se trata de incrementar la fuerza de la parte inferior de tu cuerpo, volverte más rápido o ser más ágil, podemos pensar de manera inmediata en músculos tales como los glúteos, los cuádriceps o los isquiotibiales.

Sin embargo, ¿eres realmente consciente del valor que poseen tus gemelos al momento de correr o de hacer otros deportes?

El papel que juegan los músculos de la parte inferior de la pierna para correr

Si bien es cierto, casi todos los músculos de las piernas se usan para correr, son los gemelos especialmente primordiales. En relación a esto, científicos finlandeses evaluaron el esfuerzo muscular general de las piernas de un corredor mientras este corría y, sorprendentemente, el esfuerzo general de los gemelos era un 25% superior al de los cuádriceps.


El sóleo (gemelo interior) y el gastrocnemio (gemelo externo) te permiten la extensión y flexión del pie al apoyar y al empujar, así también se desempeñan como amortiguadores, absorbiendo el impacto y de, manera literal, colocando el resorte en tu zancada.

Por otro lado, los gemelos también tienden a cansarse con mayor rapidez. Debido a esto es muy relevante que entrenes los gemelos para que estos se fortalezcan y evites así el cansancio previniendo lesiones, no solamente al correr, sino también en cualquier deporte.

Las 3 enormes ventajas de poseer unos gemelos fuertes a la hora de correr

  1. Tus gemelos se desempeñan como una herramienta de desaceleración para el cuerpo. Imagina que estás haciendo un sprint y debes parar o cambiar la dirección de manera rápida. En esta situación, tus gemelos absorben entre 10 y 12 veces tu peso corporal. Por ende, se requiere poseer unos gemelos entrenados para que puedas aguantar esta carga y para poder desacelerar de manera segura evitando lesiones producidas por la fase excéntrica de cualquier ejercicio.
  2. Tus gemelos estabilizan las rodillas que son vitales para hacer los ejercicios de salto, ya que unas rodillas inseguras podrían provocarte una forma baja y lesiones. Así, unos gemelos fuertes protegen tus articulaciones.
  3. Unos gemelos bien entrenados incrementan la potencia de salto vertical. Con el gastrocnemio compuesto, primordialmente, de fibras musculares de contracción rápida, los gemelos tienen la capacidad de llevar a cabo movimientos rápidos y explosivos, como los requeridos durante los High Jumps, Squat Jumps y los sprints. Fortalecer tus gemelos te ayudará a realizar todos estos movimientos de potencia.

 

¿Cómo puedes hacer más fuertes tus gemelos para correr?

Entonces, ya es hora de comenzar a prestarles más atención a tus gemelos, fortaleciéndolos con estos excelentes ejercicios:

  1. Calf Raises: muy fácil y enormemente eficaz. Con solamente levantar tus talones del suelo, pero manteniendo las rodillas rectas, podrás, de manera efectiva, fortalecer tus gemelos.

 

  1. Ejercicios de salto: los Split Lunges, Squats Jumps u otros ejercicios de pliometría también son una excelente alternativa para hacer más fuertes los músculos de tus gemelos y de esta manera, proteger tus articulaciones.

 

También te puede interesar ver:

https://www.marathonranking.com/noticias-sobre-maraton/planes-de-entrenamiento-para-5k-10k-21k-y-42k/

Practicar un deporte como correr no debiera estar relacionado a padecer molestias o dolores y si estas se originan es porque no se está empleando una técnica de carrera correcta. Así lo defienden los seguidores de este método para correr que corresponde a una técnica de entrenamiento que, entre sus beneficios, promete correr de manera más eficiente y sin peligro de lesiones.

(más…)

En ocasiones lo importante no es que tan larga es tu zancada si no cómo la estas ejecutando, porque puedes dar grandes saltos, pero si tu aterrizaje está apoyado en tu talón, cuidado, hay muchas posibles lesiones latentes. (más…)

En ocasiones el secreto no está en cuantas veces corres, si no en cómo lo haces, y para lograr un buen runnnig, la técnica de carrera con la que lo haces es fundamental. (más…)

Cómo debo correr para quemar más calorías es una de las dudas frecuentas que se hacen los corredores.

Correr es un deporte aeróbico perfecto para mantenerse en forma y derretir grasa, sin embargo, dependiendo de cada caso, correr rápido o correr lento puede ser determinante si lo que se quiere lograr es perder peso y quemar grasas.

(más…)

Si quieres aumentar tu resistencia de a poco, y ser un corredor de por vida. Esta es la técnica que necesitas incorporar en tu paso.

(más…)

Tu cabeza corre tanto como tus piernas, por esto no debes olvidarte de esta importante zona clave para correr mejor y alcances tu máximo rendimiento.

(más…)

La mayoría de los corredores élite entrenan utilizando esta estrategia como una parte muy importante de su entrenamiento, esto es, entrenar a muchos metros por encima del nivel del mar, para obligar a tus pulmones y organismo a realizar un sobreesfuerzo que supone ejercitarse con menor presión de oxígeno.

(más…)

En cualquier competencia que participemos y queramos correr más rápido, estaremos obligados a dar lo mejor de nosotros y estar preparados para sufrir por el esfuerzo que estamos haciendo.

Esta sensación de dolor es muy típica en las competencias, es una sensación de que “no podemos más” y por eso intentamos pegarnos a un grupo para seguir el ritmo, o buscamos técnicas para enfocarnos y no bajar el ritmo.

Para correr más rápido debes entrenar duro, pero también existen otras maneras de aportar a nuestro rendimiento.

(más…)