Agrega intensidad a tus sentadillas y sácales provecho al 1000% con estos 5 tips

Existen formas de darle intensidad a tus sentadillas y con ello explotar este ejercicio que es tan esencial para un corredor para sacar potencia.





¿Qué es la sentadilla?

La sentadilla es un ejercicio que sirve para entrenar la parte inferior del cuerpo. Se puede ejercitar usando el propio peso corporal, o recurriendo a pesos o materiales extras.

La sentadilla no necesita de definición, es el ejercicio que encabeza el diccionario del fitness, es también conocido como el ejercicio rey para glúteos, en fin, es una rutina infaltable, y que tiene miles de variantes, pero siempre existe una forma de mejorar más las cosas, y nosotros te enseñaremos a explotar aún más el potencial de este ejercicio.

Aquí 5 formas de aumentar la intensidad de tus sentadillas:

Aumenta la carga

Si sientes que la exigencia de tus sentadillas se ha quedado corta en relación con tu fuerza, puedes intentar aumentando la carga, esto subirá el volumen de intensidad del ejercicio haciendo mucho más tangible los resultados.

Prueba a usar cualquier objeto que te permita trabajar sin problema y con el que te sientas cómodo, con esto nos referimos a que no es necesario que sea siempre una pesa o discos.

Intenta lentificar la excéntrica

Si quieres poner a trabajar tus piernas a todo lo que dan, prueba ralentizando la caída, es decir, simplemente no te dejes caer al momento de bajar, lentifica ese movimiento, de este modo lo que llamamos la fase excéntrica se hará de manera lenta y controlada. Si antes no sentías tus cuádriceps, al poner en practica esto los notarás enseguida, en especial durante las últimas repeticiones.





Desplaza la carga hacia adelante

Siempre es bueno intentar nuevas cosas, y esto aplica para todo, y muy especialmente para los ejercicios, puede que siempre hayas realizado tu rutina con la carga pegada al cuerpo y te sientas bien, pero podrías probar moviéndola hacia delante, esto siempre y cuando no sientas ningún dolor o molestia al hacerlo.

Agrega una banda

Un material de apoyo que agregue intensidad no está de más, y para las sentadillas las bandas son excelentes herramientas. Prueba agregando una banda en tus piernas, a la altura de tus rodillas, notarás inmediatamente como el ejercicio se complica, pero a su favor podemos decirte que con esto le estarás sacando el jugo a tu glúteo medio, e incorporándolo totalmente en el trabajo que haces, puede que sientas ardor en esta zona durante los primeros entrenamientos, pero es normal.

Aumenta la frecuencia

Si las sentadillas son pan comido para ti, o por el contrario, quieres perfeccionar la forma en que las haces, puedes intentar aumentando la frecuencia semanal del entrenamiento, esto te ayudará a ganar resistencia y mejorar el movimiento.

También te puede interesar ver:

¿SABES CUAL ES LA CADENCIA PERFECTA DE PASOS PARA TU TIPO DE CARRERA?

Mas deportes en la web Mododeportes.