Técnica de carrera: Los errores más frecuentes y cómo corregirlos

Hay un refrán muy sabio que dice: “La técnica hace al maestro”, pero antes, el maestro debe dominar por completo la técnica, por eso, es indispensable corregir los errores o fallas que puedan estar yendo mal en tu técnica de carrera, y nosotros te ayudamos.

Correr es algo tan natural como respirar, es algo que hacemos desde pequeños, y, por ende, creemos hacerlo bien siempre por ser una actividad tan espontanea, sin embargo, existen pequeños errores que puedes estar pasando por alto y estos sueles ser los desencadenantes de una mala ejecución de tu técnica, o de posibles lesiones o dolores musculares, y aquí te enseñaremos a detectarlos y corregirlos.






Lo primero y más importante, es detectar cuales son los errores que estas cometiendo, para ello quizá necesitarás un par de manos de ayuda, alguien que te grabe mientras corres, para que luego tu examines tu técnica y veas donde puedes estarte equivocando, lo ideal es que comiences a grabarte a mitad de entrenamiento, pues es con un poco de cansancio donde el cuerpo tiende a flaquear y a mostrar sus fallas.

Estos son algunos de los errores más frecuentes en la técnica de los corredores:

Inclinar el tronco demasiado hacia delante o hacia atrás mientras corres

Cuando se tiende a inclinar mucho el tronco de tu cuerpo ya sea hacia delante o hacia atrás, sucede que lo mismo pasa con los pies, estos suelen quedar o muy atrasados o adelantados, lo que puede llegar a entorpecer tu entrenamiento, la postura correcta es con el tronco erguido y ligeramente, pero solo un poco inclinado hacia delante, esto para facilitar los movimientos, al mismo tiempo que el pecho debe estar a la altura correcta para una correcta liberación de aire.





Solución

Una buena postura requiere de trabajo, tener un tronco debidamente alineado demanda un core fuerte, y aquí es donde entran los abdominales, las planchas y mucho entrenamiento de fuerza. Todos los ejercicios que ayuden a equilibrar tu tronco son ideales para corregir este error.

Correr con los hombros hacia delante

Correr encorvados, este es uno de los errores más frecuentes, podría decirse que quizá el número uno. La clave está en correr relajados, no tensar para nada los hombros.

Solución

Si este es tu caso, intenta en la medida de lo posible juntar los omoplatos mientras corres, como esto es algo que te puede costar mantener y no olvidar a medida que avanza el entrenamiento, puedes poner en practica el ejercicio de entrelazar las manos por detrás del cuerpo mientras haces running. Si a parte de correr se te da bien nadar, también puedes intentar nadar de espalda, es otro muy buen ejercicio para corregir el encorve.

Pies desalineados

Aunque parezca mentira, el running puede llegar a ser un rompecabezas donde cada parte de tu cuerpo debe encajar con lo que haces. Cuando hablamos de pies desalineados nos referimos a cuando se corre con los pies demasiado adentro, o demasiado afuera, ya sea en la fase de despegue o de aterrizaje.

Solución

La clave está en conocer tu pisada, una buena manera de saber y estudiar a fondo tu pisada es correr sobre arena, de esta manera podrás detallarla. Ya una vez ubicado el lugar para entrenar, lo siguiente es caminar o trotar haciendo uso de toda la planta, desde los dedos hasta el tobillo, las pisadas deben ser lentas para que puedas incorporar toda la planta, esto hará mucho más sencillo el ejercicio de estudio sobre la arena, y se hará más visible hacia donde tiendes a desalinear los pies. Otro buen ejercicio es saltar la comba en un solo pie. Cuando consigas una correcta alineación, notarás que aprovechas en un 100% el impulso de cada zancada.

 

 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K





sp;