Las 10 cosas que los corredores deben dejar de hacer

Tanto corredores principiantes como los que tienen mayor experiencia cometen errores que ponen en riesgo su salud y su bienestar. También, en determinadas ocasiones los runners adquieren ciertos hábitos que no les permiten mejorar, por lo que terminan con un sentimiento de frustración.

A continuación, te enseñaremos las 10 cosas que como corredor debes dejar de hacer.

  1. Correr con una lesión

De seguro varias veces has sentido una leve molestia y decidiste no parar. Esto es un terrible error, puesto que esa molestia puede derivar en una lesión.

Es de vital importancia que aprendas a escuchar a tu cuerpo. Ten en consideración que es mejor perder tu entrenamiento o abandonar una carrera a tiempo que estar lesionado durante un largo tiempo.

  1. No hacer un correcto calentamiento

Varias veces pensamos que no es necesario calentar o que basta con trotar unos cuantos metros.

Además, algunos corredores, especialmente los principiantes, creen que si calientan antes de una carrera estarán perdiendo energía.

Para hacer entrenamientos intensos como series, cambios de ritmos, cuestas o bien participar en una competición, debes trotar al menos 20 minutos, de esta manera preparas tus músculos.

  1. Saltarte los estiramientos

Ya sea por falta de tiempo o por flojera, una gran cantidad de runners se van a casa luego de entrenar y sin haber estirado.

Debes incorporar los estiramientos como una parte más de tu entrenamiento. En caso de que estés muy apurado, elige un día a la semana para realizar una sesión de estiramientos más larga.

 

  1. No dosificar en tus entrenamientos de series

Cuando te toca trabajar series lo más recomendable es ir en progresión, es decir, hacer la primera a un ritmo más lento e ir mejorando hasta terminar dándolo todo en la última.

Cuando corres la primera serie al máximo y te queda un buen trecho es probable que ni siquiera puedas terminar tu entrenamiento completo.

  1. Evita los entrenamientos de fuerza

Trabajar la fuerza es primordial para los corredores. De este manera, evitaras la aparición de lesiones y corregirás las malas posturas.

Debes hacer entrenamientos de fuerza por lo menos 2 días a la semana.

  1. Correr con las zapatillas desgastadas

Correr con unas zapatillas desgastadas y en malas condiciones es un peligro, puesto que afecta tus articulaciones y tus músculos y también puede hacer que pises de manera inadecuada.

Lo aconsejable es renovar este material cada 800-1000 kilómetros aproximadamente.

  1. No protegerse del sol

Tanto en invierno como en verano es vital que te protejas del sol con una crema de factor alto. También, es recomendable que lleves una gorra o visera.

Los días de más altas temperaturas sal a correr por la mañana muy temprano, o bien, al anochecer, para evitar golpes de calor.

Lleva siempre contigo una botella de agua para hidratarte.

  1. Correr siempre la misma distancia y el mismo recorrido

La ruta tiene que ir variando, ya que si entrenas siempre por el mismo recorrido, mirando el mismo paisaje, te aburrirás y te sentirás con menos motivación para correr.

Descubre nuevos entornos y lugares mientras corres.

Por otra parte, si haces siempre la misma distancia, no vas a mejorar tus marcas ni ritmos, por esta razón es fundamental que tus entrenamientos sean bastante diversos: rodajes cortos, largos, cuestas, series, fartlek, etc.

  1. No te compares continuamente con otros corredores

Si bien es bueno tener un compañero que te sirva de referencia y de motivación, nunca debes compararte.

Cuando salgas a correr, hazlo a tu ritmo intentando progresar de manera paulatina. No debes correr una maratón solamente porque tus compañeros lo hagan.

La competitividad es sana hasta cierto punto, ya que cuando se vuelve una obsesión, resulta ser muy peligroso.

  1. No cuidar tu alimentación

La alimentación es un pilar básico para estar saludable. El hecho de correr  no te exime demantener controlada tu dieta.

No te pases comiendo alimentos hipercalóricos y procesados.

 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K