¿Entrenar o no en ayunas? Cuándo es recomendable y cuándo no

El ayuno antes de entrenar puede llegar a ser tu mejor aliado siempre y cuando lo utilices de la manera correcta, descubre como usarlo.

Digamos que este es un tema que siempre está en discusión por sus pros y sus contras, y siempre surge la pregunta ¿Qué es mejor? Al menos un 50% de las personas escoge las horas de la mañana para entrenar, ya sea porque su horario es muy restringido, o simplemente porque se le da mucho más fácil levantarse a esa hora, en fin, si eres de los que tiene este horario de seguro alguna vez te has cuestionado si desayunar antes o después, y nosotros te ayudaremos a decidir.






Lo clave para tomar o no el ayuno, depende de muchas cosas, y todas dependen de ti, de tu condición física y de salud, del tipo de entrenamiento que te dispongas a realizar, y de tus necesidades personales, aquí te daremos una pequeña guía de cuando es o no conveniente.

El entrenamiento en ayunas y sus ventajas

Son muchos los estudios que se han realizado con respecto a este tema, se ha confirmado que cuando entrenas sin ingerir ningún alimento antes, o alrededor de 12 horas aproximadamente, tu organismo se ve forzado a utilizar las grasas como fuente de energía, ya que sin comida no hay combustible, entonces entrenas en base a la grasa que se acumula en los tejidos adiposos y de la que existen reservas más que suficientes.

En un estudio publicado en el British Journal of Nutrition se constató que los hombres que realizaron ejercicio de intensidad moderada saltándose el desayuno quemaron el 20% más de grasa que quienes desayunaban.





Para resumir, cuando entrenas en ayunas utilizas de combustible la grasa, lo cual es muy válido para quienes buscan quemar grasas, sin embargo, es clave resaltar lo que dijimos inicialmente, para esto debes estudiar tu estado físico, si sufres de algún tipo de diabetes, este plan no es una opción.

Otro gran beneficio este método, en especial para los runners, es que correr de manera frecuente, estando en ayunas, genera un tipo de adaptación metabólica positiva, es decir, tu cuerpo se acostumbra a la falta de energía y se vuelve más suficiente en la practica deportiva. Esto es un plus, sobretodo en carreras de larga distancias.

¿Cuándo entrenar en ayunas?

Aquí entra el tipo de entrenamiento que vas a realizar, la pregunta del millón es ¿cuando es más efectivo el ayuno? Los especialistas del Fitness sugieren que para sacar provecho en un 1000% al entrenamiento en ayunas, se debe realizar cada que vayas a practicar deportes de fuerza (Boxeo, baloncesto, tenis…) o velocidad (Baloncesto, fútbol, natación, carreras de relevo…) puesto que un estudio realizado por la Biblioteca Nacional de Estados Unidos apunta que, en estos casos, se evidenció un aumento de orexinas (par de hormonas neuropéptidas excitantes) que influyen positivamente en el rendimiento.

De igual manera, si el entrenamiento que realizarás exige al menos un 40% de tu VO2, el ayuno también es recomendado, tanto para principiantes como para atletas, pero más en atletas.

Personas con sobrepeso: El entrenamiento en ayunas puede ser una muy buena alternativa para quienes comienzan con sobrepeso, pues como explicamos, la mayoría de las calorías quemadas serán tomadas de la grasa corporal por la ausencia de comida.

 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K