El ejercicio cardiovascular más efectivo para quemar grasa

Existen zonas del cuerpo donde siempre se acumula más grasa y, a veces, cuesta más hacerla desaparecer, transformándose en grasas rebeldes.

Para poder mantener controlada esta situación es que existe un ejercicio cardiovascular estrella: Los intervalos.

Los intervalos son mucho más efectivos para quemar grasa corporal que el cardio a ritmo constante y muchos estudios lo han comprobado. Así lo comprobó un Estudio de la Universidad de Sidney, en el cual se hicieron correr intervalos de sprint a personas sedentarias y obesas durante varias semanas y luego se midió su masa muscular y su porcentaje de grasa. También, lo comprobaron otras investigaciones realizadas a deportistas ocasionales y a personas que corrían moderadamente.

Pero la pregunta más importante es cuáles son los intervalos que se ha comprobado que son los que queman más grasa, y continuación te los daremos a conocer.





Los Intervalos más efectivos para quemar más grasa:

Según los estudios mencionados anteriormente, los intervalos más efectivos para quemar más grasa son aquellos en los que el sprint dura, por lo menos, 30 segundos.

Los sprints más cortos mejoran tu resistencia, sin embargo, no logran que quemes tanta grasa. Por otra parte, descansar también es relevante, y en este sentido debes tratar de realizar descansos que duren el doble que el sprint para así movilizar la hormona de crecimiento.

A continuación te mostramos las modalidades que fueron estudiadas y sus respectivos resultados:

  • Intervalos 30-20-10:

    Son 30 segundos de trote suave, 20 segundos de correr, 10 segundos de sprint y repetir durante 5 minutos. Con este intervalo existen mejoras de rendimiento, pero no una gran eliminación de grasa.

  • Intervalos 30-30

    Después del calentamiento, debes hacer 30 segundos de sprint al 100%, seguido de 30 segundos de descanso activo, trotando, hasta completar 4 minutos. Este intervalo es sumamente exigente y quema mucha más grasa.

  • Intervalos 30-pulsaciones

    Corresponden a intervalos de 30 segundos de sprint a tope, y caminar hasta que las pulsaciones se normalicen, aproximadamente a 120. Se repite 10 veces, y quema 10 veces más grasa que el cardio a ritmo constante.





 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K