Prueba la técnica Fitball, una variante 130% efectiva (Video)

Fitball es sinónimo de fortalecimiento de Core, si todavía no lo has probado, adelante, los resultados de esta técnica de entrenamiento a nivel de cintura y vientre son increíbles. Los especialistas apuntan a que es una técnica con más del 130% de efectividad.

Si eres fanático de las rutinas para fortalecer el core y quieres intentar algo nuevo, te traemos esta diferente técnica de entrenamiento, el Fitball, practica, sencilla, y divertida.

Esta rutina va dirigida esencialmente al Core, el llamado eje central o núcleo de nuestro cuerpo, este engloba toda la parte baja de la espalda y la región abdominal, parte de suma importancia en nuestro cuerpo puesto que actúa como corset y protege nuestros órganos, por ende, su fortalecimiento y cuidado es primordial.

Al trabajar esta zona conseguirás que tu figura se afine y tu vientre se aplane, pero no son los únicos resultados que esto trae en tu cuerpo, lo estético es solo una parte, también ayudarás a que tu postura se mantenga recta, y conseguirás que tu cuerpo se mueva con más facilidad.

El Fitball

El Fitballes una modalidad deportiva que incluye una pelota grande como accesorio y herramienta para la ejecución de nuestros ejercicios, esta hace de las series algo sencillo y divertido. Es importante que a la hora de elegir el tamaño de la pelota con la que trabajarás tomes en cuenta tu peso, y la pruebes sentándote sobre ella, asegurándote que tus rodillas formen un ángulo de 90°.

Aquí 4 ejercicios de fitball:

Plancha lateral: Nos ponemos de costado en la pelota, apoyando de manera adecuada la zona de la cintura en la bola. Llevamos una mano a la nuca y extendemos el brazo y mano contrarios. Sube y baja el tronco 20 veces. Cambiamos de lado y repetimos las veces indicadas. Dos series por cada posición.

Roller de brazos: De rodillas, con las piernas abiertas según la anchura de la cadera, apoyaos los brazos (hasta los codos) en la pelota. Llevamos la bola hacia delante hasta quedar prácticamente estiradas. Volvemos a la posición y repetimos. Dos series de 20 repeticiones.

Toughen up: Apoyamos la espalda, con los brazos a los costados, y situamos las piernas en el centro de la pelota. Despegamos la cadera a tiempo que presionamos la pelota, y recuperamos la posición inicial de manera lenta, apoyando vértebra a vértebra. Una serie de 20 repeticiones.

Reverse cruch: Tumbada boca arriba, con los brazos estirados a ambos lados del cuerpo, sujetamos la pelota con la cara interna de los pies. Subimos y bajamos la bola, evitando arquear la espalda durante el ejercicio. Una vez terminada esta serie (20 repeticiones), pasamos la pelota a las manos y la llevamos hacia atrás hasta tocar el suelo. Repetimos el ejercicio a la inversa, es decir, la volvemos a pasar a las piernas y tocamos de nuevo el suelo.

 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K