La fórmula secreta para la pérdida de grasa: 4 factores que debes tomar en cuenta

La pérdida de grasa se compone de muchos factores, y va más allá de lo que comes. ¿Te has preguntado qué tipo de entrenamiento es mejor? O ¿Si debes hacer algo más que ejercicio?

Para comenzar, la pérdida de grasa no depende de una dieta estricta, ni de una combinación de alimentos específicos, no, de acuerdo con los especialistas en nutrición, para lograr la eliminación de grasa que se desea, esta depende esencialmente de la creación de un déficit calórico.





Ahora, la clave es ¿Cómo? Una buena opción, puede ser aumentando el gasto calórico, ya sea por medio de ejercicios, o cualquier otra actividad, una segunda alternativa, y quizá la más usada, es disminuyendo la ingesta de calorías habitual, lo ideal es crear el déficit, sin embargo, existen varios factores detonantes para lograr la pérdida de grasa, y aquí te los explicamos.





Bases que coadyudan a la pérdida de grasa

Esto es quizá lo más parecido a una formula, y toda formula se compone de ciertos pasos, en este caso, si se quiere lograr un buen proceso de pérdida de grasa, se deben tener en cuenta el cumplimiento de los siguientes puntos:

Déficit calórico:

Es el primer paso y el indispensable a cumplir para la pérdida de grasa, tal y como lo mencionamos anteriormente. Puedes trabajar tu déficit en base a un 10-20% de déficit respecto a tus calorías de mantenimiento.

Entrenamiento de fuerza:

Es una rutina que debes incluir si porque sí, es 1000% efectivo para quienes buscan perder grasa, en especial si lo combinas con dos o tres sesiones semanales de HIIT a la semana.

Entrenamiento cardiovascular:

El ejercicio cardiovascular o como también se conoce cardio o aeróbico son ejercicios que te ayudarán a mantener en movimiento los músculos mayores del cuerpo durante un período prolongado, y también es un entrenamiento número uno ayudando a quemar grasa y perder calorías

 Actividad física no asociada al ejercicio (NEAT) alta:

¿A qué nos referimos? Existen actividades de la vida diaria que no necesariamente implican ejercicio, pero, ayudan a mantener tu cuerpo activo, y mantienen tu flujo energético alto, por ejemplo: Bajar y subir las escaleras en vez de tomar el ascensor, hacer un recorrido a pie, en vez de en transporte. De acuerdo con varios estudios, las personas con un flujo energético alto, tienden a mantener el peso perdido a largo plazo.

Otra recomendación antes de iniciar tu proceso de pérdida de grasa es antes que nada conocer tu metabolismo basal, esto te ayudará a estimar las calorías que necesitas comer para perder grasa, esto lo puedes hacer tu mismo por medio de fórmulas, o con ayuda de un especialista en nutrición. Algunos de las fórmulas que puedes utilizar para calcular tu metabolismo basal son: fórmula de Harris-Benedict, la de Katch-McArdle o la de Cunningham.

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K