Cuidado con lo que comes antes de correr: Aquí algunos consejos para evitar problemas digestivos

Qué comes y cómo lo comes, esto es determinante para antes de salir a correr, pues detrás de una mala ingesta solo hay pésimos resultados estomacales.

Si eres un corredor empedernido, debes saber que la alimentación es clave para cualquier deportista, pero, no cualquier tipo de alimentación, pues una comida inadecuada puede pasar una factura muy cara cuando estés a mitad de entrenamiento, por eso es importante saber qué puedes y no comer antes de echarte a andar, y tranquilo, no hablamos de una dieta, si no de lo que no califica como alimentación de pre-entrenamiento.





Una de las cosas que se debe tomar en cuenta antes de ingerir cualquier cosa, es el tiempo de digestión de los alimentos, algunos suelen tardar hasta siete y nueve horas, dependiendo de qué tan pesado sea lo que consumas, por ello, creamos una lista con los alimentos NO recomendados antes de correr.

Salsas:

Estas suelen tener una alta carga de calorías, pues normalmente son preparadas con gran cantidad de grasas y azucares, ambas tardías en digerir, por lo que, si no se espera el tiempo adecuado para su correcta digestión, puede causar acidez estomacal, o reflujo gastroesofágico.





Carnes con poca cocción

Altas en proteínas, pero número uno en difícil digestión, y si está hecha a término medio como suele llamarse en la preparación, tarda aún más en digerirse. Si eres carnívoro también recomendamos evitar las chuletas de cerdo.

Picantes:

Este tiene la misma repercusión que las salsas, puede considerarse como una bomba para antes de salir a correr, y no solo para el estómago, sino también para los intestinos, si no quieres terminar corriendo, pero al baño, no lo recomendamos para antes de entrenar.

Cítricos:

Los zumos o frutas más recomendables para antes de correr son aquellos con gran contenido de agua, puesto que son los más fáciles de digerir, como la sandía y el melón, aunque los zumos como la naranja puedan brindar un alto contenido de vitamina C y otros elementos, abusar de su consumo puede traer como resultado una acidez estomacal, una sensación insufrible para cuando estés corriendo.

Alimentos altos en fibra

Puede consumirse siempre y cuando no te dispongas a entrenar de manera inmediata, o si es en pequeñas cantidades, pues si la ingesta es voluminosa, aunque la fibra es muy sana, la ración exagerada solo enlentecerá el proceso digestivo, trayendo pesadez estomacal.

Bebidas deportivas:

Cuidado, porque, aunque son conocidas por su alta carga energética, y como un recuperativo para entrenar, pueden producir una diarrea imparable, en este caso, recomendamos no tomar a quienes sufran de debilidad estomacal, tu conoces tu cuerpo, si eres un consumidor constante de estas bebidas y no ha pasado nada, adelante, pero siempre existe una pequeña posibilidad, así que lo ideal, es que si quieres beber algo antes de correr, que sea mucha agua.

Antes de comer

Lo que haces antes de comer también tiene su repercusión, cómo comemos específicamente, pues anteriormente mencionamos que el agua es uno de los alimentos más recomendable para antes de correr, pero, si la ingieres de manera rápida y sin parar, no tendrá el mismo efecto, así que aquí los aspectos que también debes cuidar.

Comer rápido:

Si estas falto de tiempo lo mejor es comer algo de fácil preparación y que, aunque sea poca cantidad sepas que te va a sustentar, pues comer de manera apresurada tiende a llenar tu estomago muy rápido, ralentizando el proceso digestivo, y de esta manera no le das tiempo de procesar lo que está entrando.

Comer hasta quedar llenos:

Es mejor quedar satisfecho, a quedar a reventar, por así decirlo, saciar el hambre de una manera adecuada, y no atiborrarte de comida, pues esto solo te llevará a una indigestión segura, o a otros tantos males como pesadez estomacal, fatiga, etc.

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K