¿Corres de noche? Aquí 6 tips que no puedes ignorar

¿Salir a correr antes o después de la cena? ¿Solo o en compañía? El correr de noche o de día tiene sus diferencias, es por eso que te decimos como prepararte.

Correr, correr es un excelente aliado de salud y beneficios sin importar el horario en que se practique, sin embargo, si eres del equipo nocturno, y la noche es tu favorita por cuestión de tiempo, o por las condiciones climáticas que esta ofrece, tenemos buenas noticias, te traemos 6 tips de ventajas y recomendaciones con los que complementaras a perfección tu rutina nocturna, aquí te los mostramos:


Excelente para tu mente:

Luego de un largo día de trabajo, de compromisos, llegar a casa y desconectarte de todo por un rato, es lo mejor para dar un poco de descanso a tu mente ¿y qué mejor manera que salir a correr? Aunque salir a correr luego de una larga jornada laboral supone un tiempo extra tanto en esfuerzo como en cansancio para tu cuerpo, esto, una vez terminada tu rutina te hará dormir placida y cómodamente toda la noche.

Otro punto a favor de esta hora es que encontrarás una quietud y silencio que durante el día de seguro no pudiste hallar. No tendrás distracciones que interfieran tu rutina.

Compañía:

Salir a correr con alguien es lo ideal, la noche guarda muchos secretos, y no hay que ser negativos, pero en ocasiones es mejor una buena compañía ante cualquier imprevisto. Igualmente, con un compañero correrás con más confianza, y podrán medir destrezas juntos.

Más Calentamiento:

El calentamiento es esencial para cualquier deporte, y el correr no es una excepción, si donde sueles salir a correr es de temperaturas frías, lo más recomendable es que antes de entrar en calor de manera brusca, hagas unos ejercicios previos que ayuden a preparar a tu cuerpo, y así evitarás cualquier riesgo de lesiones. El calentamiento aumenta el ritmo cardíaco, la flexibilidad, suelta los músculos y mejora la movilidad de las articulaciones.


Debes hacerte visible:

Ante una oscuridad abrumadora, lo mejor es utilizar algo que te haga fácil de ubicar. Ropa de color llamativo, accesorios, etc. Asimismo, otro buen aliado para esta hora es un frontal, este te permitirá ver con claridad el terreno que pisas, evitando así caer en desperfectos del camino, charcos, huecos.

Sal antes de cenar:

Aunque la alimentación es primordial para cualquier rutina, o plan de entrenamiento, para la noche, lo más recomendable es salir antes de cenar, pues de acuerdo con expertos, durante la digestión el flujo sanguíneo se concentra en la zona abdominal, dando lugar a más probabilidades de sufrir dolores musculares, o una posible lesión. Por otro lado, si eres de los que no puede salir sin antes dar algo de roer a tu estómago, algo ligero es lo mejor, una barra alimenticia es una posible alternativa.

El frío y la oscuridad que guarda la noche suponen una preparación distinta que la de los runners que suelen salir a tempranas horas de la mañana, o de la tarde, pero que eso no te detenga, lo más importante y lo que nunca puede faltar son las ganas.

 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K