¿Por qué es tan bueno correr de noche?

Durante el año y debido a todos los compromisos que puedes llegar a tener durante el día, correr de noche se convierte en una gran alternativa para los corredores.

Correr se ha transformado en un deporte muy popular en el mundo entero y a los grandes beneficios que tiene para la salud se agregan otras ventajas, como la de apoyar a despejar tu mente.

Normalmente, se asocian los beneficios de correr a realizar esta actividad por la mañana o bien por la tarde. Variados estudios han comprobado que el organismo posee mayor predisposición a usar su energía en las horas diurnas. Pero, no siempre puedes dedicar este tiempo a otras actividades recreativas.

Salir a practicar running desde las 19 o 20 horas no altera tu descanso ni te hace sentir con menos energía, ya que la capacidad de adaptación del cuerpo es maravillosa. Por esto, te invitamos a conocer los grandes beneficios de correr en la noche.

 

Te hace liberar las tensiones que acumulaste en el día

Correr de noche te entregará una gran sensación de libertad, lo que es muy agradable después de un arduo día de trabajo y de otros quehaceres. Desde temprano, tus actividades te obligan a pasar largas horas frente al computador o haciendo actividades que necesitan de gran concentración. Todo aquello te provoca una enorme tensión y qué mejor manera de finalizar tu día que saliendo a relajar tu musculatura y despejar la mente corriendo.





Acumulas energía y ganas rendimiento

Durante la noche, tu cuerpo se encuentra más preparado para hacer un ejercicio físico más fuerte, ya que ya habrás realizado tus 4 o 5 comidas diarias. Las primeras horas del día necesitan que tu energía se encuentre focalizada, fundamentalmente, en la actividad del cerebro. Ya, durante la noche, dicha energía se va acumulando en tu cuerpo, gracias a la ingesta de nutrientes y será la idónea para salir a correr e, incluso, quemar esas calorías de más.

Concilias mejor el sueño

 Si bien es cierto son varios los estudios que no recomiendan correr por la noche a causa de la alteración del ritmo circadiano, la verdad es que han aparecido otros estudios que desmienten esta hipótesis. Correr una carrera de veinte minutos aproximadamente, no tiene por qué provocar una alteración de tu ciclo de sueño. Por el contrario, al generarse endorfinas y ya que estas producen una sensación de bienestar pone tu organismo en un estado de gran relajación. A su vez la segregación de melatonina te ayudará a dormir mejor y levantarte más despejado al día siguiente.

Regula tu temperatura

La vasodilatación da paso a que tu cuerpo se regule de forma interna y externa, de manera que cuando llegues a casa, luego de un adecuado estiramiento y una exquisita ducha, la temperatura de tu cuerpo será perfecta para que concilies mejor el sueño.

Menor cantidad de distracciones y polución

Muchos menos peatones y sin los desagradables humos contaminantes, esos que se dan con mayor fuerza en las primeras horas de la mañana y de la tarde, Además, como las calles se encuentran más despejadas podrás tener una mejor pista para correr.

 

 





 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K