Correr una maratón sin preparación: Un riesgo latente para los runners

Cada vez existen más muertes en las maratones y eventos deportivos de alta exigencia y, por tal razón, se hace imprescindible que cada runner sepa llevar a cabo una adecuada preparación antes de una carrera de esta envergadura.

Una correcta preparación debe ser progresiva, apropiada y consciente de los límites de cada uno, elementos básicos para enfrentar de forma saludable los 42 o 21 kilómetros de una maratón.

Cuando corres una maratón siempre llevas contigo algo más. Así lo demuestra la historia del heroico soldado Filípides, quien corrió la distancia entre Marathon y Atenas para comunicar la victoria de los griegos frente a los persas en la batalla de Marathon, falleciendo poco tiempo después. Esto le otorga, sin lugar a duda, un carácter épico y un significado para algunos más allá del desafío atlético.

Esta motivación extra que tienen algunos corredores puede jugarles en ciertos momentos en contra. No tienes que olvidar que, esencialmente, una maratón es un reto físico para el cual debes estar convenientemente preparado de manera que no pongas en riesgo tu salud.





Una incorrecta condición física, malos hábitos y desconocer el cómo preparar una maratón puede derivar en lesiones que te pueden apartar hasta varios meses de los entrenamientos, incluso de forma permanente, si no escuchas las alarmas de tu cuerpo durante la carrera.

Si bien es cierto, es muy poco frecuente que puedan existir problemas médicos graves, como golpes de calor, deshidratación severa, hiponatremia y problemas cardiacos en personas predispuestas, es sumamente importante que sigas ciertas recomendaciones básicas, para que, de manera segura y saludable, tengas muchas más probabilidades de alcanzar tu objetivo: terminar una maratón.

Preparación de la estrategia

Correr una maratón es un objetivo bastante afanoso, sobretodo si lo haces por vez primera e incluso si corres de manera frecuente. No te engañes, el entrenamiento es la base y deberás almacenar una gran cantidad de kilómetros antes de poder enfrentar con garantía este tipo de carrera. Debes realizarlo de manera inteligente y planificada, sólo así te ahorrarás todos esos tropiezos y lesiones con los que te irás encontrando como runner.

Selecciona toda la información que puedas acerca de cómo preparartey realiza las consultas pertinentes a personas expertas en el tema. Ellas te orientarán sobre la técnica de carrera, el acondicionamiento físico, las distanciasy tambiénde qué carrera elegir. Por supuesto nunca está de más un chequeo médico que contemple una exploración física básica y cardiopulmonar, un análisis de sangre que contemple hemograma, bioquímica y función renal, así como un electrocardiograma basal o un ecocardiograma si aparece alguna alteración en el primero.

Entrenamiento progresivo

Una de las consultas que más hacen los runners en la consulta del especialista después de sufrir una lesión o haber sido sometido a una intervención es saber cuándo pueden comenzar a correr de manera segura. Esto dependerá del tipo de lesión, del tipo de intervención y de las características del corredor, sin embargo debes ser consciente de que el impacto de la carrera a pie es uno de los mecanismos más dañinos que existen y no todos poseen un morfotipo favorable para una maratón. Es quiere decir que existen personas con más predisposición a lesionarse que otras en función de su talla, peso, edad, morfología y condición física.

En casos de lesión y para la preparación de una maratón desde el inicio, debes ir introduciendo la carrera de manera escalonada en cuanto a distancias e intensidades y dejar que tu organismo se adapte.

Es un proceso que puede llevar varios meses en aquel corredor que parte de una disminuida condición física o que no se encuentra habituado a la carrera a pie. Si ya eres un runner habitual, de igual forma debes incrementar las distancias e intensidades de manera muy progresiva para que evites una lesión por sobrecarga o signos físicos de sobreentrenamiento.

Ya los sabes, correr tiene que ser algo agradable para ti como runner. No tiene sentido que sobrepases tus límites y pongas innecesariamente en peligro tu salud y vida.

 





 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K