4 BENEFICIOS DE ENTRENAR CORRIENDO RÁPIDO

 

Para ser un mejor corredor es esencial tener algún conocimiento de los beneficios de entrenar  a diferentes velocidades.  Nuestro cuerpo requiere que lo entrenemos con diferentes entrenamientos ya que con eso logramos una mayor asimilación y mejora cardiovascular.

Además de los diferentes entrenamientos hay que saber que un corredor de 5k requiere trabajar más su velocidad que el de 42k, pero si existe en los dos casos la necesidad de entrenar con diferentes ejercicios la velocidad.

Correr rápido es correr a una velocidad donde ya nos cuesta hablar corriendo, es una velocidad donde corremos en un rango entre nuestro umbral anaeróbico y nuestra máxima velocidad, que es entre el 80% a 100% de nuestra frecuencia cardiaca máxima aproximadamente.

Los beneficios que nos entrega correr rápido dentro de un plan de entrenamiento son innumerables, y claves para correr más veloz con el tiempo.

En este artículo hablaremos de 4 beneficios que nos entrega correr kilómetros rápidos dentro de nuestro entrenamiento,  como es por ejemplo entrenar  fartlek, intervalos en pista, sprint, etc…





 

ACELERA EL METABOLISMO BASAL

Una gran cualidad que entrega correr rápido es que nos acelera de forma espectacular el metabolismo basal por un periodo de tiempo importante, hasta casi 48 horas puede darse solo con un entrenamiento, dependiendo del ejercicio que hicimos de velocidad, a más rápido que corramos,  mas es el efecto que se puede generar en la mayoría de los entrenamientos.

Este beneficio nos permite bajar de peso más rápidamente, y quemar grasa de forma optima.

 

ACTIVA LOS MÚSCULOS INFERIORES DEL CUERPO

Los músculos de nuestras piernas y glúteos al correr más rápido se activan permitiendo un trabajo muscular de gran envergadura que con los entrenamientos lentos no se logra conseguir.

Esta activación muscular requiere para ser óptimo  tener una rutina semanal  de entrenamientos de velocidad, como por ejemplo hacer 10 repeticiones de 400mt al 90% de nuestra capacidad máxima.

 

AUMENTA LA VELOCIDAD Y CONSUMO MÁXIMO DE OXÍGENO

Si sólo hacemos entrenamiento corriendo lento, no lograremos tener fibras rápidas en nuestro cuerpo y cuando necesitemos de ellas, no tendremos suficientes para soportar una mayor rapidez, es ahí cuando entra la importancia de los entrenamientos de velocidad.

Correr rápido estimula las fibras rápidas que tenemos, permitiendo ser mas rápidos cada vez, y aumentar nuestro consumo máximo de oxígeno.






 

AYUDA MENTALMENTE

Correr rápido aumenta la sensación de dolor y angustia. El correr a estos ritmos nos permite mentalmente ser mucho más fuertes.

Nos potencia la tolerancia al dolor de forma casi anormal, permitiéndonos soportar con el tiempo ritmos que antes no creíamos que lo lograríamos.

 

Todos estos innumerables beneficios positivos requieren trabajo y perseverancia, revisa nuestras notas de tipos de entrenamientos que existen y por lo menos una vez a la semana trabaja con alguno de ellos.

 

Te recomendamos además leer:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K