LAS MEJORES DIETAS PARA BAJAR DE PESO

Lo que todo mundo desea conocer es una dieta que sea súper efectiva para empezar a reducir la grasa. Pero, existen tantas alternativas y tantos regímenes alimenticios que tener que elegir uno se convierte en un verdadero dolor de cabeza.

Más aún, la tarea se vuelve más difícil en términos de escoger uno que nos ofrezca los mejores resultados.

Entre tantos métodos de dieta que podemos encontrar en internet, hemos escogido los más populares y más recomendados para continuar con la reducción de grasa y pérdida de peso.

LA DIETA VEGANA

 

Para empezar, la dieta vegana no es una simple dieta, es un estilo de vida. Consiste en consumir únicamente productos vegetales y cero animales. Por un lado, es una buena forma de llevar una vida más sana pero, por el otro, al prescindir de las carnes perderemos la mayoría de nutrientes importantes de una dieta normal. Pero podemos evitar este problema incorporando suplementos alimenticios a tu dieta.

Si dejamos de consumir carnes y productos procesados reduces la ingesta de grasas, en exceso son malas pero son necesarias para el cuerpo. El aguacate, los aceites de girasol, y de oliva, las nueces y cereales son alimentos ricos en grasas insaturadas.

 

LA DIETA PALEOLÍTICA PARA LAS PROTEÍNAS

Así es, esta dieta está diseñada para comer como lo hacían hace miles de años en el Paleolítico. Está compuesta por: carne, huevos, pescado, nueces, aceites, semillas, vegetales, frutas y mucho aceite de oliva. Esta dieta se basa en dejar de comer productos lácteos, cereales, azúcar, sal, papa, y cualquier otro alimento procesado.

Así acabamos con el exceso de azúcar en nuestra dieta y lo reemplazamos por grandes cantidades de proteína que nos ayudará a formar músculos más fuertes y a tener siempre la energía al 100%.

Esta dieta es altamente recomendada para personas que padecen de enfermedades celíacas, intolerantes a la lactosa o al gluten.

 

 

LA DIETA MEDITERRÁNEA PARA UNA VIDA MÁS SANA

Esta dieta es originaria de las zonas de Grecia, España y el sur de Italia.  Se trata de comer muchas verduras y vegetales, reducir el consumo de carnes rojas al mes y de cerdo a la semana mientras aumentamos el pollo, también incorporar el consumo de granos y cereales y remplazar la mantequilla por aceite de oliva.

En los países del Mediterráneo es común ver a la gente acompañar un plato de pescado, huevos o vegetales con agua o té verde. Es una dieta rica en grasas insaturadas, omega-e y omega-6.

Aunque no notarás resultados en tu peso de forma inmediata, esta dieta es famosa  por sus beneficios a la salud ya que reduce el riesgo de contraer enfermedades cardiovasculares, cáncer de mama e incluso el Alzheimer.

 

 

LA DIETA BAJA EN CARBOHIDRATOS PARA REDUCIR GRASA

La dieta de cero carbohidratos está hecha para suprimir completamente, o en su mayoría, el consumo de carbohidratos. Evitando ingerir alimentos altos en azúcares como fideos o pan, chocolates y dulces reduciremos los triglicéridos en nuestro cuerpo y aumentaremos el colesterol bueno.

Naturalmente, si el consumo de carbohidratos se ve reducido es debido aumentar las proteínas, lípidos y vegetales.

 

LA DIETA EQUILIBRADA PARA UN BUEN BALANCE ALIMENTICIO

Esta dieta está diseñada para consumir de manera equilibrada los tres nutrientes indispensables para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo, carbohidratos, proteínas y grasas.

Mientras que los carbohidratos nos aportan de energía, las proteínas se encargan de fortalecer nuestros músculos y las grasas producen la sensación de estar saciados.

Aunque hablemos de una dieta equilibrada no se trata de consumir los tres alimentos en las mismas proporciones. En cada persona esta dieta es diferente y está determinado por la tasa metabólica basal (TMB o BMR, en inglés). Sin embargo, las cantidades de referencia son 50% carbohidrato, 35% proteínas y 15% grasas.

Calcular las calorías que vas a ingerir te ayudará para tener un buen balance alimenticio.

 

También te puede interesar ver:

 

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K