Los 3 mejores ejercicios para acabar con flacidez en los brazos y tonificarlos, rápidamente

El verano se acerca y tus brazos están más expuestos que nunca. Así que con estos 3 mejores ejercicios para acabar con la flacidez en los brazos y tonificarlos de manera rápida, será más fácil.

Los brazos con flacidez pueden ser tonificados de manera sencilla entrenando los tríceps. Por suerte, esto se puede hacer de manera precisa y efectiva.

Los 3 mejores ejercicios para terminar con la flacidez en los brazos

  1. Flexiones

Este clásico ejercicio es perfecto para tus brazos y tríceps.

Tienes que colocar tu cuerpo paralelo al suelo, con tus pies juntos y los brazos estables.

Debes mantener tu cuerpo alineado con tu cabeza y tus manos debajo de los hombros.

 

Debes quedar próxima al suelo y doblar los codos. En el punto más bajo, debes tener tus codos en un ángulo de 90 grados.

Asegurarse de que tu cuerpo se mantenga recto cuando se empuje hacia arriba. En la posición más alta tus brazos se extenderán completamente.

2. Ejercicios de tríceps

Aquí necesitas de un banco para este ejercicio para la flacidez en tus brazos.

 

 

Debes extender tus piernas y la cara hacia el exterior con el cuerpo recto y tu parte trasera hacia el asiento. Mantener los brazos rectos, tus manos paralelas a los hombros y mantente en el banco.

Bajar el cuerpo hasta el suelo y dobla tus codos en un ángulo de 90 grados. La espalda tiene que encontrarse próxima al banco. Dejar que el cuerpo toque el suelo, y después estirar tus brazos para volver a repetir.

3. Encorvado con pesas

Para este ejercicio para la flacidez en los brazos necesitas de unas pesas.

 

 

Mantén tus rodillas levemente dobladas, inclinando sutilmente la cintura con tu espalda recta. Tiene que sostener las pesas con las palmas boca abajo.

Mantener tu cabeza recta, con la espalda casi paralela al suelo. Mantener tus brazos perpendiculares al suelo y a tu cuerpo. Dejar que las pesas cuelguen directamente delante de ti, y respirar.

 

Mantener tu cuerpo aún, exhalar y levantar las pesas. Dejar que el peso se mantenga sólo con los antebrazos, todo lo que sea posible. Flexionar los músculos de la espalda en la posición superior, y aguantar durante dos o tres segundos.

Cuando inhales, volver poco a poco las pesas a la posición inicial.

 

Si ya corriste una maratón no olvides buscar tus tiempos y ver nuestros planes de entrenamientos.

*Otros deportes

 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K