LOS SECRETOS DE FORTALECIMIENTO CON INCLINACIONES DE TERRENO

 

Las cuestas sirven principalmente para desarrollar en un corredor  la fuerza como cualidad básica en la que se sustentan la velocidad y la resistencia. Además nos ayudan a reforzar las articulaciones que son fundamentales para un corredor de fondo.

El entrenamiento con cuestas es muy útil para aquéllos que entrenan regularmente y  tengan ambiciones serias de mejorar sus marcas. Nos permiten mejorar la fuerza en las piernas trabajando músculos con mayor potencia y otros que prácticamente no usas al correr en plano, lo que a su vez permitirá que más adelante podamos correr a ritmos más vivos y, por supuesto, a competir más rápido.

Es ideal agregarla dentro de un plan de entrenamiento para una carrera como una maratón en la primeras 6 a 8 semanas, y si lo trabajas fraccionado logras de mejor manera aumentar tu potencia aeróbica y anaeróbica a la vez.

Aumenta la eficacia de cada zancada y ayuda a prevenir lesiones. La mejoría de la fuerza por medio de las cuestas es muy lenta en un principio y se incrementa exponencialmente a medida que te vas fortaleciendo. Si eres paciente permitirá mejorar espectacularmente tú  forma física.





Ejemplos de tipos de entrenamiento:

  1. En una cuesta de 8%-9% de pendiente hacer 4x1000mt corriendo fuerte, con recuperación 3 minutos entre serie.
  2. En una cuesta de 10%-12% de pendiente hacer 10x400mt corriendo fuerte y con descanso activo de trotar de vuelta al punto de partida.
  3. En una cuesta de 5-9% de pendiente hacer 4.000mt a un 70% de tu frecuencia máxima.

 

Ya sabes… no evites esas subidas matadoras por solo correr en plano, veras como con el tiempo volaras con una zancada con mucha potencia.





 También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K