Corredor de asfalto: ¡Cuidado con estos 5 factores que afectan tu rendimiento!

Desde hace algunos años que una de las modalidades del Running que más popular se ha hecho entre los corredores profesionales y amateurs es el correr sobre asfalto.

Correr sobre asfalto era una práctica renegada por algunos, quienes aseguraban que era mucho mejor correr sobre ambientes naturales para cuidar las articulaciones y evitar lesionarse. Sin embargo, debido a lo práctico y conveniente que resulta para los corredores citadinos, el correr sobre asfalto gana cada día más adeptos.

En relación a esto, es importante que como corredor de asfalto sepas que debes lidiar con ciertos factores ambientales y físicos que juegan en tu contra y no te permiten entregar el máximo en tus entrenamientos, competencias o maratones.

Si eres un runner de asfalto y deseas mejorar tus tiempos y obtener mejores resultados, a continuación te mostraremos cuáles son aquellos factores negativos que afectan tu rendimiento.

1. El calor

Por la ausencia de vegetación abundante en las grandes ciudades, que ayuda a refrescar el ambiente, es bastante frecuente que las temperaturas sean más altas. Es por esto, que este factor podría afectar demasiado tu rendimiento, puesto que es sabido que la temperatura idónea para correr de la mayoría es de 15 a 20 grados centígrados.

Para hacer menores los efectos negativos de este factor, te damos 2 consejos: el primero, que te mantengas siempre bien hidratado, puesto que es la única manera que tu cuerpo mantenga el ritmo durante largas distancias. El segundo, que tus entrenamientos los realices a primera hora de la mañana o al atardecer, ya que el calor es mucho menor y tu rendimiento y experiencia mejorará.





2. La fatiga física

Varios runners de asfalto piensan, equivocadamente, que mientras más entrenan o compiten, mejores serán sus resultados. Esto no siempre es cierto, puesto que al correr sobre una superficie dura como el asfalto, que no permite una correcta distribución del impacto de las pisadas sobre tus articulaciones, puede traer consigo una fatiga física importante. Si  tus músculos, tejidos o articulaciones se encuentran cansados, correrás con mayor lentitud.  

3. La humedad

Es un factor que no preocupa a varios runners, en particular a los amateurs, ya que no saben verdaderamente cómo podría afectar su rendimiento durante un entrenamiento o una carrera. Para hacer la distinción con el calor, los niveles de humedad son complicados de predecir, por ello te recomendamos contar con herramientas tecnológicas para corredores que te proporcionen estos datos relevantes como la humedad.

4. Otros corredores:

Aunque no lo creas, la existencia de otros corredores en la misma vía en la que te encuentras corriendo, podría hacer que te desconcentres y pierdas la noción del ritmo que llevas.

En una competencia o entrenamiento, los corredores que se encuentran rodeados de otros a veces adaptan su ritmo, sin querer, al de los demás y eso los limita y no les ayuda a entregar su mejor desempeño. El consejo es evitar fijarte en el desempeño de los otros corredores y concentrarte solamente en el tuyo.

5. La alimentación y el sueño:

Estos dos factores  podrían afectan bastante el rendimiento de cualquier corredor y deportista en general, pero le ponemos énfasis para que puedas vigilarlos y no dejar que te afecten.

Una buena alimentación para el corredor de asfalto debe contener los nutrientes necesarios para que te proporcionen energía durante la carrera y protejan tus ligamentos, articulaciones y músculos de las consecuencias del esfuerzo físico realizado.

En relación a las horas de sueño, resulta vital dormir, por lo menos, 7 horas cada noche para que puedas estar en las mejores condiciones físicas y mentales mientras corres sobre el duro asfalto.





 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K