El gran engaño del Running: «El asfalto»

Existe un mito que se maneja en el mundo del Running. ¿Has oído hablar de que correr en asfalto es perjudicial y que podría arruinar tus rodillas? ¿Te gustaría conocer qué es lo que opina la ciencia en relación a esto? De seguro, te llevarás una gran sorpresa con lo que te vamos a contar.

Correr en asfalto y las lesiones

En el mundo de los runners se cree que correr en asfalto, en superficies duras, puede dañar la salud de las piernas, incluso provocando lesiones. Por esto mismo, varios corredores evitan esta práctica o bien hacen uso de zapatillas de amortiguación, pensando que esto podría ayudarlos a hacer menor el impacto. Sin embargo, hay buenas razones para no creer del todo en estas afirmaciones.

Existen diversas evidencias que aseveran que correr en superficies duras no posee una relación directa con el riesgo y aumento de lesiones.

Pero ¿qué opina la ciencia?

Se llevó a cabo una meta-análisis en el cual se examinaron varios Estudios con el fin de determinar los principales factores de riesgo de lesiones en los runners. Con este análisis se detectó que no existe relación entre la superficie en la que se corre con las lesiones que se sufren.

Por su parte, en otro estudio que se realizó con una muestra de 4.300 runners, se investigó cuál es el origen de las lesiones que padecen los corredores. El resultado de nuevo fue que no existe relación entre la superficie donde entrenan los corredores y las lesiones que padecen.

De la misma manera, un tercer Estudio comparó las fuerzas del impacto de correr en distintas superficies, con lo cual se detectó que no existen diferencias en la magnitud de los impactos que se recibieron en las piernas. Esto significa que el impacto fue parecido en superficies duras o “blandas”, por lo que los responsables de la investigación señalaron que estos resultados se deben a las modificaciones en la manera de moverse de los runners, es decir, en las variaciones de sus zancadas.

De la misma forma, se recalcó que el mecanismo de adaptación del movimiento depende de cada corredor.





Cuando corres en asfalto transformas la manera en que tus piernas responden a cada impacto

Existe otra causa por la cual la superficie en la que se corre no perjudica las probabilidades de lesión y esta es la manera en que los músculos responden cuando se está corriendo.  De esta forma, no alcanzas a darte cuenta, pero el cerebro está analizando cuán dura se encuentra la superficie, ajustando la rigidez de tus músculos, contrayéndolos en menor o mayor cantidad, antes de realizar la zancada.

Todo lo anterior lo podrás comprobar en cada ocasión en que salgas a correr, colocando tus manos en los cuádriceps mientras estás corriendo, entonces podrás ver cómo empiezan a contraerse antes de que toques con tu pie la superficie.  

Es tan grande la capacidad de adaptación a distintas superficies que tiene tu cuerpo cuando estás corriendo, que lleva a cabo estos ajustes con anterioridad al primer paso en una nueva superficie.

Aún cuando pareciera raro, al correr en superficies más suaves como el pasto, por ejemplo, las piernas tienden a contraerse con más fuerza, mientras que, al correr en superficies más duras, precisamente como el asfalto, se contraen con una fuerza más baja.

Conclusiones

A continuación, te haremos un resumen con las principales conclusiones:

  • La superficie en la que se corre no guarda una relación directa con los riesgos de padecer lesiones.
  • Si corres en asfalto no aumentarás el peligro de que te lesiones.
  • Cuando corres en asfalto, el cerebro transforma tu zancada y ajusta la manera en que los músculos de tus piernas se contraen para resistir el impacto.

Los factores que sí contribuyen de forma directa a la creación de lesiones son otros, como aumento excesivo y abrupto de los kilómetros que corres, una técnica errada al correr, malos hábitos, alimentación poco saludable, entre otros.

Por lo que, en conclusión, te aconsejamos no temerle al asfalto y que corras con total tranquilidad sobre este.





 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K