PARTISTE CORRIENDO: SIGUE ESTOS SECRETOS PARA QUE MEJORES Y NO TE LESIONES

 

 

Correr es un deporte entretenido y por lo tanto no es de  extrañar que muchos se sientan atraídos por esto. Sin embargo, al partir corriendo si no tienes conocimiento de ¿cuánto debes correr?, o ¿cómo hacerlo?, seguro que puedes terminar lesionado y sin ganas de seguir.

En esta nota abordamos 5 consejos importantes que debes tener claro para que tengas una idea de cómo partir en este deporte tan apasionante, y como guiar tus primeras semanas:

 





1.       Consulta a un médico:

  Correr es una actividad física bastante intensa para nuestro cuerpo y requiere de mucha  fuerza. Por estas razones, es importante preguntar a un  médico sí tu cuerpo está listo para esta disciplina. La  edad, nivel de condición física, peso, y  otros factores como problemas de respiración o el corazón son muy buenas razones para que te hagas este chequeo.

 

2.       Fíjate metas realistas:

Metas como perder peso, correr una maratón, o bajar tu colesterol son naturales para partir corriendo. La tuya asegúrate de enfocarla para mantenerte con un buen nivel de motivación. Ponte plazos, metas, y si no las cumples, despreocúpate, pero continúa en el mismo camino y llegarás de apoco a tu meta. La clave es metas realistas en relación contigo.

 

3.       Programa de entrenamiento:

La  edad, nivel de condición física, y tus objetivos son claves para un entrenador darte una pauta de cuánto puedes correr sin lesionarte.

Es normal que al principio no te sirva mucho correr,  especialmente si eres inexperto.  Un buen programa de Correr  y Caminata, será ideal al principio para empezar. Mientras  vayas progresando, puedes subir fácilmente el tiempo y km para correr y reducir el tiempo para caminar.

4.       Hacer un registro de tus entrenamientos:

 Un registro servirá como una bitácora de tus avances y progresos como corredor. Intenta escribir lo que entrenaste para el día, hora, y la distancia. Si deseas que sea más detallado, también puedes grabar tu peso y el pulso.  Y muy importante que intentes describir tus sensaciones por cada entrenamiento para que te guíe en un futuro como antecedente de cuál fue el mejor camino.





 

5.       Revisa tu ritmo

 Este puede ser el punto más relevante de tener en cuenta para los principiantes.  El objetivo principal no es la velocidad al partir, sino el aumento de tu tiempo al correr. Ya que  mantener tu carrera a un ritmo que te permita conversar es más aconsejable por estar contribuyendo a tu resistencia, lo que eventualmente te permitirá correr más rápido en el futuro  y kilometrajes mayores cada vez.

 

Autor: Sebastián Letelier Tupper

 

También te puede interesar ver:

 

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K