¡Cuidado! Si duermes mal no rindes como corredor

Descansar es fundamental, ya lo hemos mencionado muchas veces en esta página, para la recuperación muscular, para recobrar energía, para evitar enfermedades cardíacas, para estimular el sistema inmune, incluso para hacernos más felices. Dormir es la clave para una buena salud mental y física.

Jamás te olvides de la importancia del sueño. Es un estado natural. Sin embargo, muchas personas alrededor del mundo tienen problemas para conciliar el sueño.

En esta ocasión te traemos 10 sencillos trucos para que puedas descansar tranquilamente y evites estar cansado durante el día.

1.         PLANIFICA TU SUEÑO

Muchas personas que trabajan suelen tener su día totalmente ocupado, incluso las noches. Por ello, es necesario mantener un horario para poder asegurar las horas de sueño. Puedes tomar pequeñas siestas durante la tarde o aprovechar los fines de semana para dormir unas cuantas horas más.





 

2. CONTROLA LOS RAYOS DE SOL

La luz solar tiene un gran impacto en tus horas de sueño. La hormona melatonina es la encargada de regular el ciclo del sueño y ella aumenta según va oscureciendo. Por esta razón es importante controlar la cantidad de luz que tomas diariamente. Mientras más luz receptes, menos melatonina produces y menos sueño te da.

 

3. APAGA LA PANTALLA

En esta era tecnológica en la que vivimos, los niveles de insomnio han aumentado alarmantemente. No solo la luz solar afecta a los niveles de melatonina, la luz artificial de televisores, celulares y computadoras también alteran la producción de esta hormona. Se recomienda apagar estos dispositivos mínimo 90 minutos antes ir a la cama, de este modo se estabiliza nuestro nivel hormonal.

 

4. LEE UN LIBRO

Leer un libro antes de ir dormir es lo mejor que puedes hacer, no solo te relajas transportándote a un nuevo mundo dentro de tu imaginación sino que esas experiencias también pueden beneficiarte a soñar con cosas más agradables.

 

5. EVITA LA CAFEÍNA

La cafeína quita el sueño, aunque no a todo mundo le pasa, sí hay personas que son muy susceptibles a padecer de insomnio después de ingerirla. Esto ocurre porque la cafeína actúa como un inhibidor de la adenosina que se encarga de hacernos sentir sueño o ganas de descansar. Al momento de ser bloqueada la adenosina otros estimulantes cerebrales se activan, tales como la dopamina y el glutamato, lo que nos induce a un estado de alerta.

Pero ten cuidado con lo que tomas, no solo el café contiene cafeína, muchas bebidas también lo hacen aunque en niveles más bajos, por ejemplo el té o ciertas bebidas energizantes.





 

6. CUIDA LO QUE COMES

Si te da hambre antes de ir a la cama te recomendamos comer algo que sea alto en grasas y bajo en carbohidratos. Los alimentos altos en carbohidratos aumentan los niveles de azúcar en la sangre de manera muy rápida proporcionándote de energía inmediatamente. Así que aunque consigas dormir terminarás despertándote unas cuantas horas después.

 

7. BEBE CON ANTELACIÓN

Mínimo tres horas antes de ir a la cama evita consumir bebidas alcohólicas. El consumir alcohol puede afectar tu sueño.

 

8. EJERCICIO EN LA CAMA

El sexo es excelente a la hora de dormir, puesto a que requiere de mantener en movimiento todo tu cuerpo. El ejercicio antes de ir a la cama es, naturalmente, positivo para conciliar bien el sueño.

 

9.  CONSUME MÁS MAGNESIO

De acuerdo a un estudio realizado por el Dr. James Penland del Centro de Investigación de Nutrición Humana en Estados Unidos, un buen sueño está relacionado a una dieta alta en magnesio y baja en aluminio. Incorpora a tu dieta alimentos ricos en magnesio como semillas de calabaza o de sésamo, nueces de Brasil, semillas de girasol, almendras, etc.

 

10. PLANIFICA EL EJERCICIO

Revisa tu itinerario y haz tiempo para ejercitarte. Ya sea durante el día o durante la noche, aunque es bueno el ejercicio diario, asegúrate de planificarlo bien para que puedas disfrutar plenamente de tus horas de sueño.

 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K