¿CORRER DAÑA LAS RODILLAS?

 

Es natural pensar que correr sea perjudicial para nuestras rodillas por el alto y repetitivo impacto que genera en ella. Además de ser la articulación que más se lesiona porcentualmente entrenando.

Existen varios estudios que se han llevado a cabo con corredores que llevan muchas décadas corriendo para analizar si estas lesiones tienen que ver con el deporte o la falta de conocimiento de cómo se debe correr.

La respuesta ha sido clara en todos  que lesiones como la “rodilla del corredor” están ligadas no directamente por la sobrecarga, sino mas bien por causas de una mala técnica de carrera, u otras como mala flexibilidad, peso no adecuado, que desencadenan en que la rotula de la rodilla se desplaza de manera incorrecta a lo largo de la hendidura del fémur.





En resumen es falso que correr daña nuestra rodilla, sino la mala técnica al hacerlo es la causante principal de las lesiones, y por lo tanto con un buen trabajo se puede evitar y llegar a una edad longeva corriendo sin problemas.

Ya sabes, planifícate y trabaja en tu técnica de carrera y ejercicios de estiramientos, tus rodillas te lo agradecerán.

 





Referencias:
Lewis Maharam, miembro del Colegio Americano de Medicina Deportiva.
Stephen G. Rice, director de medicina deportiva en el Jersey Shore University Medical Center.

Jon Schriner, miembro de la facultad en la Universidad del Estado de Michigan.

 

Artículos sugeridos de lectura:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K