Cinco ejercicios que alivian la fascitis plantar

La fascitis plantar corresponde a un trastorno bastante frecuente en los runners, ya que su formación se produce luego de una pisada incorrecta sobre suelos irregulares y duros.

La fascitis plantar se refiere a la inflamación de la fascia plantar, la cual comprende desde la zona del talón hasta el metatarso. Su función más importante es la de restituir la energía generada cuando el pie impacta contra el suelo.

Los síntomas más sobresalientes son: 

  • Dolor en la parte interna del talón
  • Hinchazón moderada
  • Sensibilidad

Si te encuentras sufriendo este trastorno, te aconsejamos visitar a un médico para que te dé el tratamiento correcto y también incluir estos 5 ejercicios que alivian el dolor de la fascitis plantar.

1. Estirar con una toalla

Debes sentarte en el suelo con las piernas estiradas y colocar una toalla en la parte del metatarso sosteniéndola con tus manos. Tira de poco el paño hacia ti, pero no debes doblar la rodilla. Sostenlo 15 segundos y vuelve a la primera postura. Puedes cambiar de lado si el dolor es en tus dos pies. Realiza cuatro repeticiones.





 2. Tira tu dedo pulgar

Debes sentarte en una silla y estirar las piernas dejando el talón en el suelo y levantar la planta hacia arriba. Toma tu dedo pulgar y tira hacia atrás con lentitud. Tienes que mantener dicha posición por 15 segundos. Realiza lo mismo en tu otro pie si lo necesitas. Debes repetir este estiramiento cuatro veces al día y en una sola sesión.

3. Levantamientos con tus dedos del pie

Debes sentarte en una silla y colocar 15 canicas en el piso junto a una vasija o recipiente. Tienes que tomar una por una cada canica usando sólo tus dedos del pie con fascitis plantar, y tratar de ponerlas todas dentro del recipiente. Cuando se encuentren todas adentro tienes que descansar 10 segundos y repetir unas tres veces más.

4. Elevar tus talones

Debes colocarte a la orilla de un escalón y dejar tus talones al aire de manera recta. Lentamente baja hasta donde tu cuerpo aguante y vuelve a la primera posición. Tienes que subir y bajar diez veces hasta realizar 4 series. Si el dolor es mucho, mejor suspender. Dicho ejercicio aliviará desde tus metatarsos hasta tu pantorrilla.

5. Enrollamiento

Colocar una toalla en el piso y poner tu pie sobre ella, lentamente enróllala hacia ti con los dedos de los pies hasta que se encuentre a la altura de tu talón. Cuando llegues a este límite vuelve a desenredarla hasta que quede lo más estirada que se pueda. Haz este ejercicio cuatro veces en una sesión solamente.

 





 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K