3 Suplementos indebidos para los corredores

Una alimentación nutritiva y saludable es un factor esencial y un complemento necesario para todo tipo de deportista y sobretodo para un corredor, el cual requiere adquirir la fuerza suficiente para poder lograr un rendimiento físico óptimo y poder recuperarse de manera completa. Además, ser riguroso en el consumo de ciertos alimentos es igual o más importante que la realización de ejercicios o ir a un gimnasio.

Correr acrecienta tus necesidades nutritivas, las cuales deben aportar las cantidades suficientes de vitaminas, minerales y calorías. En varias oportunidades, todas estas cantidades requeridas no se logran aportar al cuerpo, por lo que se hace necesario recurrir a los suplementos deportivos con el fin de combatir la fatiga, aumentar la energía y la resistencia y solventar las carencias nutricionales de la dieta.

Pero, en muchas ocasiones, puedes llegar a optar por suplementos indebidos que te pueden llegar a perjudicar y, a continuación, te los contaremos.

Los 3 Suplementos indebidos para un corredor

En el mundo de los suplementos nutricionales existe una gran variedad de tipos. Si un runner toma la decisión de comenzar a consumirlos para potenciar los entrenamientos y la capacidad muscular, es fundamental que tome las precauciones correspondientes.

  1. Esteroides o Anabólicos esteroideos:

Estos suplementos son sustancias que, además de estar prohibidas, provocan daños a mediano o largo plazo. Estos daños pueden ser alteraciones en el organismo, tales como: aumento de las hormonas masculinas y femeninas, lesiones en el hígado, crecimientos de órganos e ictericia.

En el caso de los hombres, específicamente, podrían llegar a originarse síntomas tales como: encogimiento de testículos, producción mínima de espermatozoides, caída del cabello, infertilidad, desarrollo de senos y un riesgo mayor de padecer cáncer a la próstata.

Las mujeres, por su parte, podrían padecer de síntomas tales como: caída del pelo, crecimiento de vello facial, variaciones o fin del ciclo menstrual, aumento del tamaño del clítoris y transformaciones en la voz haciéndose más grave.

  1. Bloqueadores de carbohidratos:

Estos son bastante populares, ya que se basan en la creencia equivocada de que los hidratos de carbono producen grasa, lo que es una conjetura errónea. Se debe tener en cuenta que los hidratos de carbono son necesarios para una gran cantidad de funciones en el organismo. Las personas se vuelven obesas, porque consumen exceso de calorías, bajo contenido de nutrientes y llevar una vida sedentaria.

Los bloqueadores de carbohidratos puede producir desagradables efectos secundarios y estos son: gases, vómitos, náuseas, hinchazón y diarrea. Esto es claramente bastante menos entretenido que una dieta saludable y hacer ejercicio.

  1. Todos aquellos suplementos que aseguran aumentar la testosterona:

En el año 1998 se produjo una explosión en las ventas de androstenediona, un metabolito de la DHEA, que se usa como un precursor directo de la biosíntesis de la testosterona. Las personas que los consumieron señalaron que este suplemento aumentaba la resistencia, mejoraba el rendimiento, incluido el sexual, y produjo un aumento de la fuerza y masa muscular más rápidamente.

Sin embargo, ha quedado demostrado que los efectos secundarios que podría ocasionar en un corredor este tipo de suplementos son devastadores, entre los que podemos contar: ampliación de la glándula, retención de líquido, impotencia, acné, caída drástica del cabello, ginecomastia y menor auto-producción de testosterona.

Es importante recalcar que la testosterona puedes obtenerla por medio de una dieta saludable, disminuyendo el estrés, descansando adecuadamente, realizando ejercicio y por supuesto haciendo lo que más te gusta hacer: Correr!

 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K