LAS 8 COSAS QUE DEBES SABER PARA ELEGIR TUS ZAPATILLAS DE CORRER PERFECTAS

 

 

No es tan sencillo como ir a la tienda de deporte  y saber elegir las zapatillas más adecuadas, hay una serie de factores que hay que tener en cuenta antes de ir a comprarlas como tu tipo de pisada, peso, arco del pie, etc…

En  esta nota te vamos a ayudar con 8 consejos de como escoger esa zapatilla adecuada que te llevará por el buen camino, y no te lesione por no ser la adecuada:

 

Peso y historial de lesiones:

Lo primero, antes de ir a comprarlas es saber cuáles son nuestras características físicas, es decir, nuestro peso y el historial de lesiones que hemos tenido.

Sobre nuestro peso debes  tener en cuenta por ejemplo  que si pesamos unos 90kg, las zapatillas tienen que ser estables y robustas para poder soportar nuestro  peso,  y si por ejemplo pesamos 70kg , necesitaremos unas zapatillas más ligeras, más flexibles y con una amortiguación más blandas.

Nuestro historial de lesiones es tan importante como el peso para esta elección,  aquí te damos algunos tips:

-Si has sufrido alguna sobrecarga en la zona de los gemelos y el soleo, busca unas zapatillas que sean más estables para nuestra pisada.

– Si hemos sufrido de fascitis plantar, es recomendable buscar algún modelo que nos dé algo de apoyo en la zona del arco.

-Si sufrimos molestias en los ligamentos del tobillo, habrá que buscar unas zapatillas que sean muy estables para el tobillo.

En conclusión, para cada tipo de lesión necesitamos buscar un modelo,  y que aunque no vayan a solucionar el problema de origen, si nos van ayudar a estar mejor de una forma u otra.





Tipo de pisada:

Cuando estamos haciendo running en el pie se producen tres fases: una llamada de “impacto”, que es cuando el talón choca con el suelo, otra que es la de “apoyo”, y  que se produce cuando la planta del pie choca en el suelo,  y una tercera que es la de “impulsión”, que es cuando los dedos provocan el desplazamiento. La pronación se produce cuando el pie se “hunde” hacia dentro, la supinación es la reacción contraria, es un  “hundimiento” hacia el exterior, y por último  la pisada neutra que es la que no produce ningún hundimiento del pie, siendo el eje del desplazamiento lineal.

La mejor manera de averiguar qué tipo de pisada tenemos es ir al podólogo para que este realice un estudio de nuestra pisada y nos diga que tipo de plantilla es la más adecuada para nosotros.

Te recomendamos leer:

TIPOS DE PISADAS DEL CORREDOR

 

La flexibilidad y el estado físico:

La flexibilidad y el estado de físico que tenemos  también son factores importantes  en la elección. Cuanta menos flexibilidad y más malo sea nuestro  estado de forma, peor suele ser la técnica de carrera como resultante, entonces habrá que buscar modelos con una mayor amortiguación y una mayor estabilidad. Y si tenemos una buena forma física, el cuerpo está más preparado para poder calzar zapatillas con menor amortiguación, más ligeras y más flexibles.

 

Ancho del pie:

Otro consejo  a tener en cuenta es si tenemos un pie ancho o estrecho. Existe diferentes tallas, la talla “B” es una zapatilla estrecha, “D” normal, “2E” talla extra de ancho, y “4E” es una zapatilla súper ancha. La gran mayoría de la gente utilizaría  “D”, pero como vemos existen alternativas para todos.

 

Arco del Pie:

Debemos saber  que altura de arco tenemos. Lo podemos averiguar de una forma muy fácil. Nos mojamos la planta del pie y dejamos la huella en un papel, así nos podemos hacer una idea del arco que tenemos, aunque la manera más concreta es mediante un examen podológico. La regla en definitiva es,  una persona con el arco bajo no debería de comprar zapatillas con el arco marcado, y una persona con arco alto no debería valorar un arco bajo.

 

Espacio a lo largo de la zapatilla:

Toda zapatilla hay que preocuparse que tenga a lo largo un espacio de un dedo como sobrante, ya que al correr el pie se hincha hasta un 7% y así nos evitamos la aparición de ampollas y uñas negras.

 

Tipo de superficie que corremos:

Saber qué tipo de superficie la usaremos es otro factor a tener en cuenta,  por ejemplo correr en pavimento es muy diferente a correr en maicillo que es más blando. En una superficie más dura es muy importante usar una buena amortiguación.






Para correr sobre una superficie de piedras o un camino rural, es muy importante que tenga buena estabilidad. Para correr por montaña tenemos los modelos trail, que están adaptadas para correr por esta superficie.

 

Otros factores a tener en cuenta:

Si corres a un ritmo alto deberás buscar modelos ligeros  y para ritmos lentos lo mejor es buscar modelos con buena amortización y que sean estables.

Para correr en lugares con climas lluviosos lo primordial es buscar modelos que tengan la suela especial para este tipo de clima.

Para el que corra por la noche es ideal buscar modelos que nos garanticen la visibilidad.

En definitiva, es ideal ampliar nuestro conocimiento y pedir ayuda a especialistas para poder hacer la mejor compra posible antes de ponernos a correr.

 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K