EJERCICIO PARA INCREMENTAR TU CAPACIDAD DE PROPIOCEPCIÓN AL CORRER ACTIVANDO TUS ABDOMINALES

 

Correr es una actividad que empieza y termina en el cerebro.  Y como tal requiere para lograr nuestra máxima eficiencia al correr de mucho entrenamiento de técnica de carrera para darle la señal más correcta al cerebro de cómo debemos movernos desde la partida a la meta.

Una de las áreas que menos se trabajan propioceptivamente es la abdominal. Estos músculos si te concentras al correr en tratar de llevar el ombligo hacia tu columna vertebral mientras corres, lograras con este mínimo gesto activar tus músculos abdominales mientras corres y crear una estructura sólida en la columna de tu cuerpo entre los abdominales y la espina dorsal.






Con este ejercicio se activan los músculos abdominales, los cuales funcionan como importantes estabilizadores de la pelvis y las vértebras lumbares al correr. De esta forma la energía que producen los glúteos y los isquiotibiales se dirigen directamente al suelo y no se desperdicia estirando los abdominales, con lo que se logra mejorar notablemente el rendimiento y las sensaciones al correr.

Para poder lograr la técnica perfecta debes practicarlo en entrenamientos, este ejercicio requiere un grado elevado de concentración mental, ya que si te distraes los músculos se relajaran y no lograras el objetivo. Realiza este ejercicio durante intervalos cortos de tiempo de  1 a 3 minutos unas  10 a 20 repeticiones en cada entrenamiento acompañados de una relajación abdominal y mental, así es posible percibir el cambio de sensaciones y meterlo en nuestro memoria. Con la práctica podrás aumentar la duración del ejercicio hasta que sea algo natural en tu postura al correr.





 

También te puede interesar ver:

 

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K