Suscríbete y recibe en tu correo las últimas noticias de nuestro sitio

Estás empezando a correr o ya llevas un tiempo en el mundo del running, pero quieres tener una idea más precisa de cómo poder mejorar tu velocidad paulatinamente. A continuación, te daremos algunos valiosos consejos para alargar tu zancada efectivamente.

Las Rectas

Las rectas son un ejercicio perfecto para aquellos corredores que están comenzando, ya que son ejercicios sencillos de practicar, que, si bien no te traerán ninguna clase de complicación, sí te pueden cansar. Las rectas contribuirán a que mejores tu técnica y biomecánica de carrera.

Los runners más experimentados usan las rectas como una forma de calentamiento para sus series más veloces o carreras, inclusive como una manera de recuperación luego de un rodaje suave que les permita optimizar su técnica. En un tiempo acotado, el corredor menos avanzado también podría realizar este mismo procedimiento, pero mientras tanto, las rectas te permitirán ir trabajando poco a poco tu velocidad.





Las rectas tienen como principal objetivo que logres alargar la zancada y, al mismo tiempo, que logres mantener una cadencia rápida.

No debes tener miedo de las rectas, ya que como te dijimos son ejercicios fáciles donde tan solo requieres pasar del trote a la carrera, con una zancada larga durante un tiempo de 15 segundos y, luego, vuelves a recuperar el aliento. Nada de difícil.

¿Cómo mejorar las rectas?: 9 pasos a seguir

  1. Con anterioridad debes realizar un calentamiento de, por lo bajo,10 minutos.
  2. Requieres de una superficie plana y mejor si es de asfalto, de por lo menos 100 metros de largo, cuidando siempre que no esté resbaloso o que tenga arena.
  3. Luego de terminar la recta, camina poco a poco para que recuperes el aliento y la frecuencia cardíaca, y retómala.
  4. En un comienzo no debes hacer más de 4 rectas, y de manera paulatina podrás ir viendo las mejorías
  5. Empieza corriendo con suavidad, realizando una zancada corta y rápida, acrecentando la velocidad poco a poco, pero alargando la zancada. Debes mantener una postura recta y relajada.
  6. Debes tener una sensación de estar corriendo con rapidez, manteniendo el control de tus movimientos, sin embargo, no tienes que hacer un sprint.
  7. Una vez que llegues al 75% de la distancia de la recta debes ir parando paulatinamente, Para esto solo debes acortar tu zancada y terminas caminando.
  8. Ten en cuenta, que cada recta debe tener una duración media de 30 segundos. Esto sería: 10 rectas suaves, 15 de zancada larga y 5 de calma.
  9. Para finalizar, debes regresar al punto de partida, ya sea trotando o caminando, con el fin de que recuperes el aliento.

Con estos 9 importantes pasos podrás ir comenzando a ser más consiente de tu biomecánica y correrás, poco a poco, más velozmente





 

También te puede interesar ver:

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K

LA CORRECTA TÉCNICA DE RESPIRAR