El secreto para maximizar tu capacidad durante el entrenamiento es estar bien hidratado, pero sobre todo, tener suficiente energía y esto lo conseguimos mediante la ingestión de alimentos. En toda carrera es común ver al grupo de corredores que se toman el deporte enserio, usando ropa de deporte o ingiriendo bebidas energéticas.

(más…)

En varios artículos anteriores hemos tocado la importancia para mejorar tus tiempos que se puede generar al bajar 1kg de grasa real antes de una competencia importante.
Es tan vital ponernos en forma físicamente con el peso corporal, que puede gravitar más que los mismos entrenamientos.

(más…)

 

Normalmente, cuando uno quiere adelgazar lo primero que nos viene a la mente es empezar una dieta. En internet abundan dietas y planes alimenticios que aseveran ser eficaces para adelgazar, pero la mayoría no ofrece los resultados que garantizan.

(más…)

 

Las reservas de glucógeno no son la única fuente de energía que posee nuestro cuerpo para correr. Las grasas son usadas, por lo general, como reserva de energía para ejercicios de baja intensidad, por ejemplo cuando vamos trotando despacio, o recorremos una larga distancia a paso lento (también conocido como LSD por sus siglas en inglés: Long Slow Distance), y ejercicios parecidos.

(más…)

Mantener un estilo de vida activo practicando algún deporte o saliendo a caminar un par de veces por semana al parque es importante para gozar de buena salud y evitar un sin número de enfermedades que podemos contraer producto de vivir una vida sedentaria, sin embargo, todos nos hemos sentido alguna vez aburridos o cansados durante o después de hacer ejercicio debido a la monotonía de la carrera o porque simplemente nos aburre practicar deportes.

(más…)

PSOAS

 El psoas iliaco es un musculo que su función principal en el corredor es llevar la pierna hacia adelante del cuerpo, pero su verdadera acción se produce cuando elevamos la rodilla, es muy solicitado también para subir cuestas en trekking ya que la elevación de la rodilla es mayor.

(más…)

Al correr, somos muy susceptibles y propensos a sufrir algún daño en el tejido muscular debido a la actividad misma ya que esforzamos nuestros músculos durante largos periodos de tiempo. Cuando realizamos cualquier tipo de actividad física exponemos nuestro cuerpo a sufrir una gran cantidad de lesiones, y más aún cuando no las realizamos de manera adecuada o lo hacemos en exceso sin hacer caso a lo que nuestro cuerpo nos dice.

(más…)

 

Saber recuperarte más rápido después de una carrera o entrenamiento intenso puede ser la clave para retomar los entrenamientos rápidamente a buen nivel.

Existe una variada gama de maneras de hacerlo, pero son algunas más efectivas que otras.

Te tocaremos 10 cosas que son fáciles de hacer y te ayudaran mucho para tu recuperación.

(más…)

¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando quieres correr y la noche previa tomaste alcohol?

 

Muchos corredores alguna vez nos hemos planteado esta pregunta y no sabemos responderla de forma clara, para no excedernos en tomar o saber realmente que nos sucede si tomamos alcohol.

En estricto rigor, si corres puedes tomar un poco de alcohol de vez en cuando, pero requiere saber ¿Cuánto podemos tomar y cuando?, ya que excedernos, o tomar en un momento no debido puede afectar de varias modos nuestro rendimiento y a nuestro organismo.

 ¿Pero cuáles son los efectos del alcohol?

 

El principal problema que nos genera el alcohol es que deshidrata. El alcohol actúa afectando la producción de vasopresina (hormona que controla el equilibrio de fluidos). Esto te hace ir más al baño. Además se ven afectadas las citoquinas de tu sistema inmunológico (químicos que sirven de mensajeros). Estos efectos se ven traducidos en dolor de cabeza.





Al beber alcohol en exceso, también  produce pérdida de vitaminas y minerales como el potasio, magnesio, fósforo y calcio. Estos son fundamentales para el rendimiento deportivo. También se ven aumentados los niveles de triglicéridos, empeorando la circulación sanguínea y aumentando el riesgo de enfermedades cardiacas.

El exceso de bebidas alcohólicas además irrita el estómago y probablemente solo el hecho de pensar en comida te haga sentir náuseas, con lo cual tu ingesta alimenticia se verá afectada. El hígado es capaz de desintoxicarte, mientras tu ingesta de alcohol sea una cantidad prudente.

El alcohol reduce la fuerza y la potencia alterando los movimientos necesarios para el adecuado desempeño físico. Además cambia la composición corporal reduciendo la masa muscular y aumentando la grasa corporal, efecto que justamente no deseamos.

También nos hace retrasar la recuperación post ejercicio mediante la inhibición de la síntesis de proteínas, que son las encargadas principales de acelerar el proceso las horas después de ejercitarnos.






 

¿Puedo tomar alcohol entonces?

 

En régimen normal, si puedes tomar alcohol en cantidades moderadas, una o dos copas es lo recomendado para preservar la salud y no afectar tu rendimiento deportivo.

Ahora, si tienes programado competir o un entrenamiento fuerte, los estudios demuestran que es mejor abstenerse de tomar alcohol 48 horas antes de esta competición o entrenamiento. En caso contrario, mejor que consideres seriamente el no competir o no realizar ese entrenamiento fuerte.

Y si ya fuiste a esa fiesta en que te pasaste de copas, tu única posibilidad es esperar a que pase: hidrátate simplemente con agua natural de apoco.

 

Fuentes:

-Rodríguez Ordax, J., De Abajo, S. y Márquez, S. (2004). European Journal of Human Movement, 12, 46-69.

-Nebot, T. et cols (1991). 65, 325-331.
 

También te puede interesar ver:

 

Planes de entrenamiento para: 5K, 10K, 21K, y 42K




 

No hay que confundir cansancio con fatiga muscular. La fatiga está asociada a un alto riesgo de lesiones  y bajo rendimiento por exceso de entrenamiento,  producido cuando los músculos no pueden ejercer su fuerza normal.

La fatiga muscular se puede producir por diferentes razones, como no organizar bien los entrenamientos, una carga muy alta de ejercicio, o una recuperación no adecuada luego del entrenamiento. También existen otros factores como la alimentación que pueden ser responsables de tu fatiga muscular.

(más…)